LAS TORTURAS SUFRIDAS POR SANTA EUFEMIA. Cruciatus Sanctus Euphemiae.

 

 

descarga (3)

 

En el libro de Don Agustín de Tejada y Páez. Teólogo de la escuela Antequerana-Granadina (1567- 1635) “Poesías Mitológicas y legendarias”. Descubrí un poema singular sobre los “supuestos” tormentos a los que fue sometida la Santa Patrona de Antequera, Santa Eufemia de Calcedonia (Calcedonia289 – 16 de septiembre 304) venerada como Santa Mártir por las iglesias Católica y Ortodoxa.

Enlace al libro.

En este poema se describe como fue torturada por tres medios como el de la rueda (Santa Catalina), el del fuego (San Lorenzo), y por último el de la espada o metal (haciendo referencia a la lanzada de Jesucristo).
Lo verdaderamente escabroso es que también hallé un estudio sobre la divulgación de mitos, cuya autoría firmada por Jacobo de la Vorágine (Arzobispo Dominico de Génova) titulado “La Leyenda Aurea”, donde en uno de sus pasajes denominado “La Passio de la Santa”. Describe toda una serie de infortunios o torturas a los que se sometió a la mártir. Y que según versión de según muchos estudiosos está basada en hechos tildados de Fantasiosos, exagerados y con poco rigor veraz, por lo que se nos aconseja que no nos los tomemos al pie de la letra. De todas maneras me pareció tan sorprendente y tan poco conocido que me parece de recibo exponer un resumen de las calamidades a las que fue sometida Santa Eufemia por defender su ideal religioso y a los que eran mortificados por sus creencias en el Cristianismo.

Santa Eufemia nació en Calcedonia (ciudad de Bitinia, Provincia de Asia Menor, y que en la actualidad sería Estambul). Se cuenta que el gobernador procónsul de la ciudad Prisco el Europeo solía torturar en público a los cristianos para quebrantar su fe y hacer de escarmiento a todo aquel posible seguidor. Santa Eufemia al ver tan dantesco espectáculo monta en cólera y empieza a increpar a los torturadores erigiéndose con su buena palabra como defensora de la bondad de la obra de Jesús (De ahí su nombre que significa en la lengua griega “la que dice cosas buenas”), acto que la llevo a ser apresada tras ser delatada por algún espectador del gentío. En esos instantes fue fuertemente golpeada hasta que su nariz y boca sangraran pero ni por esas lograron amedrentarla, comenzando así su peculiar calvario al hacer enojar sobremanera al procónsul.

Las Fallidas Supuestas Torturas:

Actos y violencia  Sexual Forzados.

Según La passio de Jacobo de la Vorágine. Una vez encarcelada y en esa misma noche donde es prendida, ya en su celda, Prisco intenta violarla para abatir su fe y su voluntad. Pero he aquí que cuando ya Santa Eufemia no puede defenderse más y a punto de ser ultrajada  por el procónsul, siente éste la mano paralizada y temiendo que sea alguna brujería se retira por el momento.
En otra ocasión manda a un grupo de jóvenes libertinos entrar a la celda con órdenes de violarla  sistemáticamente, someterla a vejaciones y sodomía. Pero estos no pueden infringirla ningún daño al ser defendida por una fuerza sobrenatural que los hace entrar en pánico y querer huir de la celda.
El Procónsul  preso de la ira por no poder hacer daño a la Santa manda colgarla del cabello en el techo y hacer pender sobre ella piedras que la aplastasen cuando cediera en su suplicio. Pero según la leyenda aguanto estoica una semana y las piedras se fundieron en el techo como si fueran pegadas.
images

 

La rueda del fuego.
Cuenta la leyenda de Jacobo de la vorágine que Prisco el procónsul manda hacer martirio y dar muerte a Santa Eufemia por medio de una rueda donde es atada desnuda haciéndola pasar por fuego que terminaría braseando su cuerpo. Pero  por error de los verdugos misteriosamente queman al torturador. La familia de este entra en cólera y queman arrojando directamente en la hoguera con la rueda inclusive a la Santa que una vez más sale ilesa de las llamas y el gentío estupefacto puede contemplar como todo es consumido por el fuego menos el cuerpo desnudo de Santa Eufemia. Se Intenta decapitar a espada y desmembrarla  con sierra pero tampoco el metal consigue hacer nada para darla muerte  Prisco no da crédito a sus ojos y cree encarecidamente que la mártir está protegida por encantamientos y brujería. Se dice que sus torturadores y verdugo se convirtieron al cristianismo y murieron mártires al ver tales prodigios.

El foso de las Fieras.

Prisco ya no tiene más recurso que mandar arrojarla al foro del teatro para que fuera devorada por leones, que sorprendentemente en vez de atacarla se disponen en torno a ella mansos y serviciales. En esto que la Santa manda a uno de los leones arrancarle el brazo y este sumiso acata la orden, cuando cae al suelo desangrándose es momento de que el verdugo acabe con la vida de Santa Eufemia a mano de su espada. Su cuerpo fue debidamente enterrado por cristianos devotos y por centenares de paganos que tras ver toda clase de actos milagrosos de la mártir se convirtieron.
descarga

Podemos encontrarnos muchas Teorías de distintos autores como Asterio, obispo de Amasea o el hagiógrafo  Tillemont que son más partidarios de no ser tan fantasiosos como Jacobo de la Vorágine y de no dar pábulo a tales fabulas.
En varios aspectos sí parecen coincidir casi todos los eruditos, Santa Eufemia existió y su vida fue consagrada a la virginidad, Y efectivamente fue martirizada quemada en la hoguera.

Para mas Información haga click aqui

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s