NO ROMPAS ESTA CADENA. Transgressor Huius Cateno.

Mucho Antes del Marketing Viral, Spam, Fakes  y de los ataques de correos virtuales masivos, más o menos perniciosos de toda índole que se fomentan en nuestros días en plena era tecnológica. Existían, y muchos recordaran  como antesala o precursor , aquellas cadenas de mensajes en correo postal ordinario, que se mandaban a múltiples destinatarios en modo piramidal con la duplicación de las mismas como copias realizadas a mano o fotocopias que debía de realizar y hacer entrega a otras personas el receptor de la misma.
Una carta que instaba a seguir su entramado y divulgación bajo precepto de sufrir como castigo si no se realizaba, toda una serie de infortunios que llegaban inclusive hasta la muerte.
Los mensajes de estas cartas eran variopintos pero todos tenían un denominador común que era asegurarse de que el receptor cumpliera los requisitos de la misma con historias de chantaje emocional o  motivo religioso apelando a la superstición  y a la mala suerte.

Posiblemente hoy nos resulte un tanto jocoso y nos tomemos tal asunto a broma, pero en la década de los años 70 y 80 en nuestros pueblos fueron bastante populares y temidas. Tal era el respeto que se les tenía que existen testimonios de victimas de tan insólita carta que no sabían cómo actuar frente a tal situación y llevaron al párroco de una iglesia la carta para ver qué era lo moralmente correcto para hacer en tal caso. No cabe la menor duda que el sacerdote rompió esa carta en presencia del asustado feligrés que pudo marchar en paz. Estas quizás eran las más representativas y son denominadas como mensajes de cadena de oración por carta o nota, que si bien eran de índole católica, no son sino burda superstición.

En principio (y digo en principio porque podemos encontrar en la antigüedad hechos que bien pudieron inspirar el tema como señalare más adelante) nos tenemos que remontar al año 1919 donde el norteamericano y emigrante italiano Carlo Ponzi supuestamente diseño un plan para ganar dinero a base de mandar 10 cartas a distintos destinatarios con una moneda dentro incluyéndose su nombre y dirección en una lista sugerida de envíos  en todas ellas. Lo que pasó a denominarse”  el esquema Ponzi” de mensajes encadenados. Muchos son los que dudan de que este personaje fuera el creador de tal sistema, aunque su fama de estafador le precedía.

En 1935 y 1936 en EEUU la moda de las cadenas de mensajes alcanzaron un grado de histeria colectiva que inclusive el departamento de correos tuvo que intervenir para frenar tal oleada irracional y sin sentido.

Para remontarnos a los orígenes de tal hecho podemos encontrar en la edad media lo que se conocían como Cartas Divinas que tenían la facultad de interceder por las personas. En “El libro de los Muertos “Egipcio podremos encontrar un meme que otorgaba la vida eterna y resurrección a todo aquel que copiase la tumba. E inclusive en el Apocalipsis  22- 19 podremos encontrar reminiscencias  “Y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, quitará Dios su parte del árbol de la vida”.

548374_338207466260675_1255293772_n_zpsde7b2e08

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s