LA NIÑA APARECIDA AL PEQUEÑO PASTOR. Angelus Custos Puella.

Apenas cumplía los 6 años de edad cuando aquel pequeño se disponía a obedecer a su madre y se encargó de cuidar unas cuatro o cinco ovejas llevándolas a pastar más allá de la humilde casa de campo atravesando una cañada hasta los prados y monte. – Zona rural conocida  como” Las Cuerdas”  entre Antequera y El Valle de Abdalajis-.

Llevaba un pequeño zurrón con algo de pan y queso. Pantaloncillo y camisa limpia con piezas a modo de parches cocidas y zapatos con la suela agujereada. Cuan feliz era alejándose de la casa con la única compañía de su ínfimo rebaño, como si le hubieran encomendado un propósito importantísimo que solo él podría cumplir. Así que cada vez se alejaba más y más, quizás haciendo caso omiso a la advertencia maternal de no alejarse tanto como para no ver a lo lejos la casa.

Nuestro personaje encontró al final un paraje donde las ovejas pastaban tranquilas y él podía jugar con las piedras como coches imaginarios y la arena que le servía de carretera. La quietud del lugar y su paz envolvían al niño en una felicidad especial ensimismado  con su juego que le hizo perder la noción del lugar y del  tiempo. Pero el anochecer le sorprendió de repente y cuando quiso darse cuenta que tenía que regresar, la oscuridad se lo hacía realmente difícil. Las ovejas al notar cerrazón  en la caída de la noche se apiñaron entre ellas y no querían moverse ni  acompañar el regreso del pequeño pastor a casa. El niño intento tirar de ellas, empujándolas a emprender el camino de vuelta pero las ovejas no respondían a sus voces ni a sus propósitos, cada vez el manto de la noche se hacía más oscuro.

El pastorcillo empezó a tener bastante miedo y en la desesperación intento tirar de su rebaño avanzando muy lentamente hasta una cañada bastante sinuosa, donde ante la resistencia de los animales a atravesarla, no pudo más que echarse a llorar resignándose a que ocurriera cualquier desgracia.

No se sabe cómo, ni de qué manera razonable, de pronto, empezaron las ovejas a caminar para atravesar la cañada. El pastorcillo las siguió intentado que no se volvieran a parar. Nuestro pequeño sentía que ya no tenía miedo secándose las lágrimas y que una presencia humana le acompañaba sin saber de dónde había salido. No sabía cómo agradecer lo que aquella figura hizo por él. Volvió la cara para mirar quien era el acompañante que había hecho que los animales reanudaran la marcha y le acompañara en su camino de vuelta. Tan sólo vio la cara de una niña mayor que él  que le sonreía sin articular palabra. El Chico creía que podría ser la hija de algún vecino aledaño que habría salido en su busca. Sin más preocupación ni dilación, siguió su camino de vuelta hasta que a lo lejos tras atravesar  la cañada se podía vislumbrar muy pequeñita la luz de la casa de campo. Fue entonces cuando ya sintiéndose a salvo quiso agradecer y despedirse de aquella chiquilla y volviendo a mirar a su espalda se percató que la niña había desaparecido sin más.

El pequeño pastor de la historia es en la actualidad una persona mayor de 74 años de edad,  a la que pude entrevistar .Nunca supo quién era aquella niña, ni tampoco pudo explicar lo que paso exactamente aquella noche. Nunca comento más nada de este asunto por miedo a que lo tildaran de loco o  a que se rieran de él, eso sí, la experiencia la recordara toda su vida. Máxime con el descubrimiento final que hizo a este hombre temblar de la emoción cuando ya había trascurrido sesenta años desde el hecho hasta que cierto día pudo contemplar consternado el retablo de la Iglesia del Carmen…

Solo un pequeño y curioso detalle para terminar. En el Camarín de la Virgen del Carmen, en el mismo centro del retablo de la iglesia. Hallareis la cara de la niña que vio nuestro pastorcillo.

espiritismoparacriancas1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s